Soluciones para la Columna

El cuidado quiropráctico produce resultados inesperados

A  menudo, los quiroprácticos son percibidos como especialistas en el dolor de espalda, pero el cuidado quiropráctico óptimo trata a la persona como un todo, desde adentro hacia afuera, comenzando por el sistema nervioso. Esto significa que el profesional de la salud puede tratar muchas condiciones que trascienden las expectativas típicas.

La columna vertebral humana tiene 31 pares de nervios, algunos de los cuales corresponden directamente a los órganos digestivos, reproductivos y respiratorios, lo que podría explicar por qué los ajustes regulares de la columna y otras técnicas quiroprácticas pueden ser útiles para condiciones aparentemente no relacionadas  como el asma, dolores de cabeza crónicos, desequilibrios hormonales y trastornos de la articulación temporomandibular. 

Una revisión de la literatura científica en 179 artículos publicados enfocados en diversas afecciones no musculo-esqueletales muestra los beneficios del tratamiento quiropráctico de cuerpo completo para el asma, el cólico infantil y el vértigo cervical. Los resultados también son prometedores para las infecciones del oído medio en los niños y la neumonía en los ancianos.

La evidencia clínica sugiere que el sistema nervioso es un factor cohesivo para lograr el bienestar general. “En la filosofía quiropráctica y holística, el cuerpo es considerado un organismo que se cura a sí mismo”, explica el médico quiropráctico y kinesiólogo Marc Terebelo, del Centro de Bienestar Quiropráctico en Southfield, Michigan. “El sistema nervioso controla el cuerpo, por lo que los problemas en los dedos de los pies o de las manos pueden ser causados por problemas en la columna vertebral, en el cuello y la parte baja de la espalda. Del mismo modo, los problemas de la vejiga y del ciclo menstrual pueden ser causados por lesiones en la parte baja de la espalda o en las regiones pélvicas”.

William J. Lauretti, profesor del New York Chiropractic College en Seneca Falls, concuerda con los beneficios del tratamiento holístico. “Los quiroprácticos ven el cuerpo como una unidad integrada y los problemas de un área podrían afectar otra aparentemente no relacionada”, dice. “La mayoría de los quiroprácticos tienen una gran variedad de tratamientos que ofrecer, incluidos consejos sobre nutrición, estilos de vida, control del estrés y ejercicio”. 

La quiropráctica y la digestión

Cabe destacar que los nervios que inervan la importante anatomía digestiva —desde las glándulas salivales hasta el estómago, pasando por el tracto intestinal— se desprenden de la médula espinal en varios niveles de la columna cervical, torácica y lumbar.  “Esto significa que los ajustes quiroprácticos dados en el cuello, la parte media de la espalda, la parte baja de la espalda y el sacro, son importantes para una función digestiva óptima”, dice el quiropráctico Sean Cailteux, de Exodus Health, en Shawnee, Kansas. 

En su práctica, Lauretti ha observado una mejor digestión como un efecto secundario positivo a los ajustes regulares. “He tenido algunos pacientes a lo largo de los años que reportaron mejoría en los problemas digestivos después del tratamiento quiropráctico de la espalda media y baja. En algunos de esos casos, la mejoría fue casual porque el paciente no habló de sus síntomas digestivos al principio, solo después de haber notado la mejoría”.

Esperanza para los dolores de cabeza y la disfunción de la articulación temporomandibular

Los dolores de cabeza y las migrañas crónicas producidas por la tensión pueden convertirse en la norma para demasiadas personas, pero la atención quiropráctica —incluidos los ajustes de la columna vertebral, el asesoramiento nutricional y el tratamiento de causas emocionales como el estrés y la ansiedad— pueden ser clave para reducir el dolor y llegar a la raíz del problema. 

“Técnicamente, solo los dolores de cabeza con una lista de características muy particulares pueden diagnosticarse de forma adecuada como migrañas”, explica Lauretti. “La causa de muchos casos de dolores de cabeza crónicos a largo plazo es, a menudo, el mal funcionamiento de los músculos y articulaciones del cuello”. Estos tipos de dolores de cabeza responden bien a tratamientos enfocados en restaurar la función normal del cuello, dice él. 

Los trastornos temporomandibulares pueden causar síntomas debilitantes y algunas veces dolorosos, incluidos el dolor facial y dental, y bloqueo de la mandíbula. Los tratamientos quiroprácticos a menudo proporcionan un alivio confiable. “La articulación temporomandibular es muy importante en el cuerpo, con miles de neuro receptores. Los problemas de esta articulación pueden causar dolores de cabeza, particularmente alrededor del oído o de un lado de la cabeza, vértigo, tinnitus, y otros problemas auditivos” dice Terebelo.  

Cailteux observa que aparte de experimentar dolor de mandíbula y de cabeza, alguien que sufre del trastorno de la articulación temporomandibular puede tener dificultad para masticar y experimentar un chasquido audible de la mandíbula con el movimiento. “Los ajustes quiroprácticos pueden ser particularmente útiles, en especial cuando se aplican en esta articulación y el cuello.  La manipulación suave y delicada de los músculos y tendones de la mandíbula, en particular los músculos maseteros, temporales y pterigoides, es también un tratamiento altamente efectivo”.

Para un verdadero enfoque holístico y un éxito duradero, Lauretti ofrece este consejo: “Busque un médico que esté dispuesto a trabajar como parte de su equipo de atención médica y que lo pueda referir para que reciba atención especializada cuando sea apropiado”.

Marlaina Donato es autora de varios libros, incluidos Multidimensional Aromatherapy. También es compositora. Comuníquese en AutumnEmbersMusic.com.

Share
 

 
 
previous next
X