Potencial Terapéutico del Cannabis

por Amber Lanier Nagle

Dustin Sulak, D.O., abrió una clínica privada de manipulación osteopática, hipnoterapia y medicina integral en Hallowell, Maine, en 2009, el mismo año en que los votantes del estado ampliaron su ley de cannabis medicinal. En ese momento, era uno de los pocos médicos de Maine que estaba dispuesto a certificar a los pacientes para que utilizaran el cannabis legalmente. 

Hoy en día 32 estados de los Estados Unidos y Puerto Rico permiten la marihuana medicinal y 10 de estos permiten su uso recreativo. Las iniciativas del cannabis siguen apareciendo en las papeletas cada ciclo electoral. 

En la actualidad, la práctica de Sulak atiende a miles de pacientes que consumen cannabis con fines médicos autorizados. Educa a los profesionales de la medicina y a los pacientes sobre su uso seguro y clínico, al tiempo que sigue explorando su potencial terapéutico. Para obtener más información visite Healer.com.

¿Qué lo llevó a convertirse en un defensor nacional sobre el potencial terapéutico del cannabis medicinal?

Luego de probar el cannabis en mi adolescencia, me di cuenta de que lo que me habían dicho sobre la hierba no era cierto y empecé a pensar más críticamente sobre los enfoques generales y naturales para la salud. El cannabis me ayudó a hacer conexiones más profundas con la gente, la naturaleza, la música y la espiritualidad. En la universidad, trabajé con activistas sociales y políticos para aprender y difundir la verdad sobre el cannabis: que es una planta que ha sido utilizada por la humanidad durante miles de años; que tiene el potencial de abordar muchos de nuestros problemas de salud y ambientales, que ha sido víctima de la propaganda, y que es segura para la mayoría de la gente.

Entonces, como estudiante de medicina de primer año, asistí a una conferencia sobre el sistema endocannabinoide, un sistema fisiológico poderoso que utiliza nuestro cuerpo para mantenerse saludable y afrontar las enfermedades y lesiones, y vi el increíble potencial terapéutico del cannabis bajo una nueva luz.

Hoy en día existe una enorme evidencia, incluyendo un informe de 2017 de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina, que concluye que el cannabis puede ser una medicina segura y efectiva para tratar muchas condiciones. 

¿Para cuáles condiciones utilizan el cannabis medicinal sus pacientes?

Mis dos oficinas en Maine actualmente dan seguimiento a aproximadamente 8,000 pacientes que usan cannabis medicinal, y de ellos, cerca del 70 por ciento sufre de dolor crónico, muchos de los cuales han podido eliminar o disminuir su dependencia de los opiáceos. 

El Trastorno de Estrés Postraumático es el siguiente diagnóstico más común que tratamos con cannabis, con excelentes resultados donde otras medicinas fallan. El cannabis medicinal es como un imán para las afecciones que no responden a los enfoques médicos convencionales, como: el cáncer, la esclerosis múltiple, la demencia, la colitis ulcerativa, el Crohn y la epilepsia, los trastornos del movimiento, las enfermedades transmitidas por garrapatas, las lesiones cerebrales y de la médula espinal, entre otros.

¿Cómo aborda las preocupaciones de que el cannabis es una droga de entrada y puede volverse adictiva?

Las investigaciones demuestran que el cannabis medicinal en realidad sirve como droga de salida, no como droga de entrada. Un estudio de 350 consumidores de cannabis medicinal en California encontró que el 40 por ciento de las personas usaban cannabis como sustituto del alcohol, el 26 por ciento como sustituto de las drogas ilícitas y el 66 por ciento como sustituto de los medicamentos recetados. Cada vez que una persona puede reemplazar una sustancia dañina con una sustancia más segura como el cannabis, es un paso en la dirección correcta

La dependencia del cannabis existe, pero es poco común. Un estudio publicado en la revista Experimental and Clinical Psychopharmacology encontró que solo el 9 por ciento de los que consumen cannabis ilícito desarrollan dependencia, en comparación con un 24 por ciento de los que consumen heroína. La abstinencia de cannabis es leve y de intensidad similar a la abstinencia de cafeína, y la mayoría de las personas no tienen ningún problema para dejar de consumir cannabis, cuando y si lo necesitan.

¿Hay efectos secundarios?

Los efectos secundarios más comunes del cannabis son leves, especialmente cuando se comparan con otros medicamentos. Una revisión de 2008 encontró que en 23 ensayos controlados aleatorios no hubo una mayor incidencia de eventos adversos graves después del consumo de cannabis medicinal en comparación con el control. El mareo fue el efecto adverso no grave más frecuente. Otros efectos adversos comunes incluyen euforia, alteración de la conciencia, pánico agudo o reacción paranoide, sequedad en la boca y aumento del apetito.

Si alguien vive en un estado que ha legalizado el cannabis medicinal y piensa que puede ayudar a una enfermedad o condición, ¿cuál debería ser su primer paso?

El primer paso ideal es encontrar un proveedor médico con experiencia en el campo del cannabis medicinal. El Departamento de Salud de Puerto Rico (cannabismedicinal.salud.gov.pr) es un buen recurso.

Share
 

 
 
previous next
X