¡Llegó el 2013!

¡Llegó el 2013! Otro nuevo año…nuevas resoluciones, nuevas metas…quizás muchas de las cuales llevas arrastrando año tras año sin poder lograr. Necesitamos sentarnos a reflexionar sobre las creencias que tenemos en el subconsciente que nos impiden salir adelante.

¡La vida es un regalo! Cada momento, cada experiencia y cada persona que se cruza en nuestro camino, son parte de nuestra historia.  Pero sólo nosotros somos los autores del libro de nuestra vida. Podemos hacer que nuestro libro sea una tragedia o una historia de amor y victoria. Es nuestra decisión.

Podemos usar los “golpes de la vida” como excusa para ser infelices por siempre, culpar a otros de nuestros fracasos, sufrimiento y frustraciones o podemos aceptar que la vida no simplemente pasa sino que nos pasa para hacernos crecer, valorar y ser mejores individuos. Realizar que está en nuestras manos cambiar nuestra historia.

Al comenzar el año, antes de sentarte a escribir tus metas, analiza: ¿cuáles valores han regido tu vida? ¿Acaso has vivido tu vida entera buscando ser aceptado por otros para sentirte bien? ¿Has vivido con la constante necesidad de sentirte seguro y en control de todo a tu alrededor? O, ¿has fluido con la vida, abierto a experiencias, al amor, al crecimiento, a dar sin esperar nada a cambio?  Si tu vida se ha regido por lo primeros dos seguramente vives atado al pasado y no importa las bendiciones que la vida te obsequia, te sientes vacío y sin rumbo.

Es hora de cambiar la historia. Para ello debes comenzar con cambiar tus pensamientos, tus emociones y tus estrategias. Deja de culpar a otros (o a ti mismo) por el pasado. Reconoce de una vez por todas que cada uno ha jugado un papel muy importante en el libro de tu vida. Pasa la página. Reescribe tu historia. Agarra un papel, ahora mismo, y escribe cómo quieres que sea tu vida de HOY en adelante. Visualízala tal y como tú deseas vivirla…¡agrandada!  Y cuando de repente se meta la mente o el ego a tratar de convencerte de que es imposible, cállalos. Se firme y reconoce que esos pensamientos son parte de tu vieja historia, y que en la nueva historia no habrá espacio para el negativismo y las dudas. Poco a poco estos cesarán porque dejarás de alimentarlos y darles poder. ¡Tú puedes!

Te deseo un nuevo año lleno de felicidad y posibilidades…abundante en amor, salud, paz y lindos momentos. Celebremos juntos el comienzo de tu nueva historia. Recuerda que al reescribir tu historia, estarás reescribiendo una nueva historia para los tuyos también.

Share
 

 
 
previous next
X