La Quiropráctica y la Salud Espinal

por Dra. María Dueño, Presidenta Asociación de Quiroprácticos de PR

La historia de la Quiropráctica se remonta a escritos de China y Grecia en los 2,700 A.C., donde hablan de la manipulación de la columna y extremidades para ayudar a aliviar las molestias en la espalda. Hipócrates declaró en uno de sus escritos: “Get knowledge of the spine, for this is requisite for many diseases”.
En los Estados Unidos, la práctica de la manipulación espinal comenzó a tener su momento al final de siglo 19, cuando Daniel David Palmer creó la profesión de Quiropráctica, en Davemport, Iowa. Palmer fue un estudioso de las investigaciones médicas y tenía una gran sabiduría sobre anatomía y fisiología. En 1897, Daniel David Palmer fundó la primera Universidad de Quiropráctica, “Palmer School of Chiropractic”, que hoy continúa siendo una de las instituciones educativas de quiropráctica más reconocida en la nación americana.
A través del siglo 20, los Doctores en Quiropráctica obtuvieron reconocimiento legal en todos los 50 estados y Puerto Rico no se quedó atrás. Incluso Puerto Rico fue uno de los primeros lugares donde se hizo ley el ejercer la Quiropráctica en 1952, gracias a la visión del Dr. Ralph Sierra, y fue entonces cuando se crea la Asociación de Quiroprácticos de Puerto Rico y la Junta Examinadora de Quiroprácticos con el propósito de velar por la profesión en nuestra isla.
Los Doctores en Quiropráctica deben completar 4 años en una universidad acreditada de Quiropráctica y completar un mínimo de 4,200 horas de educación en anatomía, fisiología y demás clases específicas. Para poder ser ingresados en estas universidades, el estudiante debe haber completado 90 horas en cursos de ciencias en el Bachillerato. Aquellos que desean ser Doctores en Quiropráctica, tienen que pasar los exámenes nacionales y del estado donde desean practicar. Para ejercer en Puerto Rico, el Doctor debe pasar todos los exámenes nacionales y el examen regional otorgado por la Junta Examinadora.
El título correcto de un Doctor en Quiropráctica es “Doctor”, ya que son considerados como “Physicians” bajo Medicare y en la mayoría de los estados, incluyendo a Puerto Rico. Las credenciales profesionales son “D.C.”, “Doctor of Chiropractic”.
Como profesión, su filosofía está basada en métodos naturales y no invasivos para tratar la salud. La Quiropráctica es la profesión de la salud que se enfoca en los desórdenes del sistema musculoesqueletal, el sistema nervioso y los efectos que estos desórdenes tienen en la salud en general. El cuidado quiropráctico es mayormente utilizado para quejas musculoesqueletales, que incluye pero no se limita a dolor de espalda, dolor de cuello, dolor en las articulaciones de los brazos y las piernas y dolores de cabeza.
Un sinnúmero de investigaciones han demostrado que el tratamiento quiropráctico es seguro y costo efectivo para tratar una gran variedad de condiciones. En abril de 2009 el Consumer Report realizó una encuesta a más de 14,000 personas con dolor de espalda baja y un 59 por ciento estuvo sumamente complacido con el tratamiento quiropráctico en comparación con un 34 por ciento del doctor primario. Otro estudio publicado en el British Medical Journal por Korthals-de Bos et al. (2003) indica que 183 pacientes con dolor de cuello fueron divididos en tres grupos para recibir tratamiento de movilización espinal, ejercicios y médico generalista a través de un periodo de 52 semanas. Los resultados indicaron que la recuperación fue mucho más rápida en el grupo de movilización espinal y hasta un tercio del costo de los demás grupos.
La Quiropráctica es mundialmente reconocida como uno de los tratamientos más seguros, no invasivos, para condiciones neuromusculoesqueletales. Aunque la quiropráctica tiene un récord excelente en cuanto a su seguridad, como todo tratamiento para la salud, tiene potencialmente sus riesgos mínimos. Muchos pacientes, luego de un tratamiento quiropráctico, sienten alivio inmediatamente, pero algunos pueden experimentar resentimiento, como cuando uno realiza ejercicios, y por lo general ese resentimiento desaparece luego de 24 horas.
Manipulaciones o ajustes cervicales precisos ayudan a restaurar la movilidad de las coyunturas en el cuello, aumentar los rangos de movimiento y reducir los espasmos musculares, lo que a su vez ayuda a disminuir la presión o tensión en el área. Estas manipulaciones o ajustes cervicales son un procedimiento seguro, aunque algunos reportes indiquen que estos puedan producir accidentes cerebrovasculares. Evidencias recientes indican que este tipo de accidente muchas veces ocurre espontáneamente o siguiente a una actividad diaria, como manejando, nadando o lavándose la cabeza en el salón de belleza. La compañía que asegura a la mayoría de los Doctores de Quiropráctica en Estados Unidos y Puerto Rico, “National Chiropractic Mutual Insurance Company ” (NCMIC), llevó a cabo una investigación por los años de 1991 – 1993, donde 24,000 doctores en quiropráctica realizaron más de 43,000,000 de manipulaciones cervicales por año, de las cuales indicaron que ocurrieron 20 accidentes cerebrovasculares, lo que indica que la probabilidad es menos de 1 en 2 millones.
Para poner en perspectiva esta estadística, usted tiene 100 por ciento mayor probabilidad de morir debido a una úlcera por tomar medicamentos como los “NSAID”, ejemplo, Motrin. O, si usted tiene que manejar 8 millas ida y vuelta para llegar a su trabajo, las estadísticas indican que usted puede morir o tener una lesión grave debido a un accidente de auto.
Las investigaciones existen sobre la seguridad y efectividad del tratamiento quiropráctico para el cuidado de muchos problemas de salud aunque la prensa y la televisión a veces reseñen artículos sensacionalistas y negativos sobre nuestra profesión.
Si desea ser evaluado por un Doctor en Quiropráctica o tiene alguna otra duda, favor visitar la página de la Asociación de Quiroprácticos de Puerto Rico (AQPR) en www.asociacionquiropracticos.com. Vea directorio de AQPR en la página 41.

Share
 

 
 
previous next
X