La Matriz de la Vida

Estimulando el colágeno para una mejor salud 

El colágeno es una proteína que nos mantiene unidos de adentro hacia afuera para ayudarnos a construir huesos, y a la vez proporcionar el andamiaje que une huesos y organos. El estrés, junto con los malos hábitos de vida, como fumar y comer demasiado azúcar, puede contribuir a su descomposición y acelerar el proceso de envejecimiento. La buena elección de alimentos y los suplementos pueden tener un impacto positivo significativo en nuestra piel, así como en las condiciones subyacentes.

Aunque es reconocido por sus efectos cosméticos, “la mayoría de las personas se sorprenden al saber que el colágeno es igualmente importante para los vasos sanguíneos y los tejidos que rodean y sostienen los órganos internos”, dice Pamela Schoenfeld, dietista y nutricionista radicada en Raleigh, Carolina del Norte, y autora del libro The Collagen Diet: Rejuvenate Skin, Strengthen Joints and Feel Younger by Boosting Collagen Intake and Production. El colágeno se encuentra mayormente en los tendones, los ligamentos y la piel. También es abundante en: huesos, cartílagos, músculos, corneas, vasos sanguíneos, intestinos, discos vertebrales y dientes.

De acuerdo con algunos estudios, los suplementos de colágeno son prometedores para aliviar el dolor de las articulaciones, las condiciones relacionadas a la artritis, la osteoporosis y la salud del corazón. Una investigación de Penn State, en la que participaron 147 estudiantes atletas encontró que los que tomaron 10 gramos de colágeno hidrolizado diariamente durante 24 semanas tuvieron, de manera significativa, menos dolor articular al caminar y al descansar en comparación con el grupo que tomó el placebo. Un estudio de 2012 que aparece en la revista Complementary Therapies in Medicine encontró que 1,200 miligramos de colágeno hidrolizado tomado todo los días disminuyó el dolor articular en personas mayores en un 20 por ciento en comparación con un placebo. En otro estudio de 2018, las mujeres posmenopáusicas que tomaron cinco gramos de colágeno al día durante un año tuvieron un mejor desarrollo de hueso y menos pérdida ósea. Y un estudio hecho en Japón de 2017 con 31 adultos sanos encontró que aquellos que tomaron 16 gramos de colágeno diariamente tenían arterias más flexibles después de seis meses.

Alimentos Esenciales 

Nuestra dieta es donde comienza la obtención del colágeno para la salud. Los vegetales de hoja verde y los que son ricos en licopeno, como la remolacha, los pimientos rojos, los tomates, las bayas y las granadas, al igual que las semillas de chía, girasol y calabaza, todos contienen buena cantidad de colágeno. Schoenfeld  también recomienda el caldo de huesos por sus “moléculas lubricantes para las articulaciones llamadas glicosaminoglicanos, que mantienen muchas veces su peso en agua”.

Kellyann Petrucci, doctora en naturopatía en Filadelfia y autora del libro de éxito en ventas, Dr. Kellyann’s Bone Broth Diet, está de acuerdo: “El caldo de huesos es más que una sopa. Es sanación concentrada y contiene una forma biodisponible de colágeno que el cuerpo puede usar de inmediato. Contiene: calcio, magnesio, fósforo, colágeno, glucosamina, condroitina, aminoácidos y mucho más”. También recomienda alimentos ricos en azufre como huevos, brócoli, cebollas, ajo y coliflor, así como mariscos y carnes rojas con moderación para obtener el cobre. “El cobre activa la enzima que es crítica en la producción de colágeno”, dice ella.

Según Petrucci, también es importante la vitamina C. “Si no tiene suficiente vitamina C el cuerpo no producirá ningún colágeno. Experimente ingiriendo brócoli, kiwi, tomates y varios cítricos. Los bioflavinoides también mejoran la capacidad de absorción y utilización de la vitamina C”.

Schoenfeld recomienda el pollo, incluida la piel; pescado rico en omega 3 con espinas comestibles, como las sardinas y el salmón enlatado; y los quesos añejos ricos en prolina y el yogur. “La gelatina también es una forma fantástica de que toda la familia disfrute del colágeno y puede añadirse a alimentos ricos en agua como sopas, guisos, cereales calientes, al igual que al caldo de huesos y polvos de colágeno”, dice.  

Suplementos

Una revisión de 2019 de 11 estudios, y publicada en el Journal of Drugs in Dermatology, encontró que el hidrolizado o tripéptido de colágeno oral en dosis que oscilaban entre 2.5 a 10 gramos al día aumentó “la elasticidad de la piel, la hidratación y la densidad del colágeno dérmico”, y se mostró prometedor para la curación de la heridas y el envejecimiento de la piel. La sábila, el ginseng, las bayas, el ajo, el ácido hialurónico y la terapia de luz roja también aumentan la producción de colágeno, según Joseph Mercola, médico osteópata, que ha sido autor de éxito en ventas.

Para los veganos, la homeópata británica Melissa Foreman recomienda los minerales de base homeopática conocido como sales de tejido de baja potencia, “que ofrecen los beneficios del colágeno derivado de la carne y el caldo de hueso sin tener que ingerir un producto de carne”. Se basa personalmente en una combinación de Nat phos, Calc phos y Kali sulph para promover nuevas células de la piel. “Estos remedios son totalmente libres de productos animales”, dice. “Usted puede producir un suplemento similar al polvo de colágeno y tiene los mismos beneficios para la salud que el caldo de huesos”. 

Marlaina Donato es autora de varios libros. 

Share
 

 
 
previous next
X