El Uso de Cannabis en la Demencia Tipo Alzheimer

por Ivonne Fraga Berríos, M.D.

El Uso de 

La demencia tipo Alzheimer es una condición neurodegenerativa, es decir, las células de memoria en nuestro cerebro se van afectando poco a poco y se van degenerando a través del tiempo. Es la demencia más común en personas de 65 años en adelante, aunque se han descrito casos en edades tan tempranas como 30 años. La prevalencia de esta demencia ha ido aumentando con el pasar del tiempo. En este momento, más de 5.7 millones de personas en Estados Unidos padecen la enfermedad y se espera que para el año 2050, la cifra aumente aproximadamente a 14 millones. En Puerto Rico, la cifra de casos reportados es de 40,000, pero se presume que este numero está muy por debajo de la cifra real. La demencia tipo Alzheimer es la 4ta causa de muerte en Puerto Rico, mientras que en Estados Unidos es la 6ta causa de muerte. 

Esta condición se caracteriza por la acumulación en el cerebro de una proteína llamada beta amiloide, la cual forma placas conocidas como “placas seniles” o “placas amiloides”. Por otro lado, la proteína Tau se acumula en el interior de las neuronas, creando husos neurofibrilares. Ambas proteínas son perjudiciales para las neuronas encargadas de nuestra memoria y causan lentamente la muerte de estas. Es por eso que el síntoma principal de la demencia tipo Alzheimer es la pérdida de memoria progresiva, especialmente la memoria inmediata y reciente. El paciente comúnmente presenta dificultad para recordar dónde pone las cosas, así como para recordar nombres de personas conocidas o conversaciones que ha tenido recientemente. El paciente puede tener dificultad para expresar lo que quiere decir o puede tornarse repetitivo; puede olvidar sus citas médicas y tomarse sus medicamentos. En muchas ocasiones, el paciente no se da cuenta que está teniendo dichos síntomas y son sus familiares o cuidadores cercanos quienes se percatan. Con el paso del tiempo, el paciente pierde la capacidad de llevar a cabo sus actividades instrumentales del diario vivir, tales como: pagar las cuentas, cuadrar una chequera o llevar a cabo las tareas del hogar. En etapas más tardías, se pierde la capacidad de llevar a cabo tareas básicas como vestirse, bañarse, comer o caminar. También pueden presentarse problemas de comportamiento, tales como ansiedad, agitación, agresividad (tanto física como verbal), depresión, irritabilidad, desinhibición o problemas de sueño.

Hasta el momento existen 4 medicamentos aprobados por la FDA para el uso en pacientes con demencia tipo Alzheimer. Estos medicamentos pretenden retrasar el progreso de la condición, no mejorarla ni curarla. Mientras más temprano se comiencen, más efectivos suelen ser. Sin embargo, aunque la condición puede estabilizarse por algunos años, eventualmente su progresión continúa. 

El manejo de los disturbios de comportamiento representa un reto para el médico, pues la mayoría de los medicamentos tienen efectos secundarios no deseados y su uso representa un riesgo para los pacientes de edad avanzada. Comúnmente se utilizan las benzodiazepinas (Klonopin, Xanax, Ativan, Restoril, etc.), las cuales pueden causar deterioro de la memoria y aumentar el riesgo de caídas. El uso de antipsicóticos (Zyprexa, Risperdal, Sroquel) aumenta el riego de problemas cardiovasculares en estos pacientes, por lo que se deben usar con precaución. 

¿Es entonces el cannabis una alternativa de tratamiento para los pacientes con demencia tipo Alzheimer?  Varios estudios con cannabis muestran que:

•  Dosis pequeñas de THC (tetrahidrocannabinol), el componente psicoactivo del cannabis puede disminuir la acumulación de beta amiloide.

•  THC puede mejorar el funcionamiento de las mitocondrias (estas son las áreas encargadas de producir energía en la célula), evitando así la muerte de las neuronas.

•   Los cannabinoides tienen propiedades antioxidantes.

•  Los cannabinoides pueden reducir la inflamación de las neuronas.

•  El cannabis puede hasta cierto punto inducir neurogénesis (proceso mediante el cual se producen nuevas neuronas).

Estos efectos positivos de los cannabinoides podrían ayudar al estado cognoscitivo (memoria) del paciente de Alzheimer, pero estos efectos han sido mayormente demostrados en estudios “in vitro” (en el laboratorio utilizando animales, tejidos, etc.), no en el paciente “in vivo” (en humanos). Existe un estudio del efecto de cannabis en humanos con demencia tipo Alzheimer, pero fue llevado a cabo con sólo 11 pacientes, lo que hace que el estudio no pueda ser considerado estadísticamente significativo. 

El efecto de cannabis para tratar los problemas de comportamiento ha sido estudiado “in vivo” y muestra que dosis bajas de THC son efectivas para disminuir la agitación, ansiedad, agresividad, depresión e insomnio en pacientes con demencia tipo Alzheimer. Esto representa una alternativa para el tratamiento de dichos disturbios, más aún cuando tomando en consideración lo limitadas que son las opciones disponibles en la medicina tradicional.

Sin embargo, aún nos quedan muchas preguntas por contestar sobre el uso del cannabis en estos pacientes. Por ejemplo: ¿Es el cannabis efectivo en humanos para mejorar la pérdida de memoria? ¿Puede el cannabis revertir el daño de las células del cerebro de los pacientes con Alzheimer sintomático? ¿Podría el cannabis ser efectivo si se usa en pacientes que están en alto riesgo de desarrollar Alzheimer, pero que todavía no presentan síntomas? ¿Es el uso de cannabis seguro a largo plazo? Estas son sólo algunas de tantas preguntas que quedan en la mente de aquellos que buscamos alternativas para tratar esta devastadora enfermedad. Necesitamos ser proactivos para llevar a cabo estudios de investigación en humanos que nos ayuden a aclarar cuáles son los efectos del cannabis en la memoria y el comportamiento de los pacientes con demencia tipo Alzheimer en nuestra población. De esta forma lograremos mejorar la calidad de vida de estos pacientes y tal vez logremos algún día disminuir la prevalencia de una enfermedad que ha ido aumentando de manera incontrolable.    

Ivonne Fraga Berríos, M.D. es Neuróloga con práctica en San Juan. Utiliza protocolo de cannabis medicinal con sus pacientes. Tel. (787) 763-9312 

Share
 

 
 
previous next
X