Cocina Ayurvédica

Sistema antiguo que restaura el equilibrio

por April Thompson

En Ayurveda, la comida es medicina”, dice Susan Weis-Bohlen, radicada en Reisterstown, Maryland, instructora y autora del libro Ayurveda Beginner’s Guide: Essential Ayurvedic Principles and Practices to Balance and Heal Naturally. “La manera como nos alimentamos es lo principal para la prevención de enfermedades,  la longevidad y mantener nuestros estados emocionales en balance”, comenta Lizelle Arzuaga, Fundadora y Directora de Samadhi Yoga & Ayurveda Institute en San Juan.

Desarrollado en la India hace unos 5,000 años, el Ayurveda es uno de los sistemas médicos más antiguos del mundo. Trabaja para requilibrar la salud mental y física en coordinación con los tipos de energía mente y cuerpo llamados doshas. Los primarios  —Vata, Pitta y Kapha— se relacionan con los cincos elementos del espacio: éter, aire, fuego, tierra y agua. Y pueden fluctuar con el tiempo. 

Una dieta ayurvédica puede ayudar a tratar los desequilibrios del dosha y optimizar la salud y el bienestar.  La chef neoyorquina, dueña de restaurante y autora,  Divya Alter,  adoptó el Ayurveda mientras sufría de un trastorno autoinmunitario que la medicina convencional no podía curar. “La comida fue instrumental para mi sanación”, dice ella.

Comer alimentos en temporada

“De lo que trata el Ayurveda es de vivir en armonía. Comer de forma que vaya con las estaciones del año y consumir productos locales, lo que no solo es más nutritivo, sino que también reaviva la relación con la comida y el medio ambiente” dice Nishita Shah, del The Ayurvedic Institute, en Albuquerque.

En Puerto Rico tenemos muchas frutas tropicales algunas se dan por temporada, otras todo el año, con grandes beneficios para la salud y hierbas medicinales que crecen en cualquier sitio, es una bendición “ la papaya, piña y mangó tienen propiedades, anti inflamatorias, desintoxicantes y protectoras para el sistema inmune”, señala Arzuaga. En Ayurveda, vemos las estaciones para determinar qué comer en base a lo que está naturalmente disponible, como  frutas ligeras y jugosas en verano en lugar de los pesados tubérculos que abundan en invierno”, añade.

Las especias y hierbas tienen propiedades poderosas curativas que pueden combinarse de diferentes maneras para equilibrar los doshas en sintonía con las estaciones.  “En invierno, use especias calientes como el jengibre, la canela o los ajíes, y en verano, sazone con especias frías como el hinojo y el cilantro”, dice Lizelle.

Consejos de preparación ayurvédica

La combinación adecuada y la selección de ingredientes son componentes esenciales del Ayurveda, según Alter, autora de What to Eat for How You Feel: The New Ayurvedic Kitchen. Dice ella, “La comida bien preparada es fácil de digerir y protege el prana —la fuerza o energía vital de la comida— de forma que pueda nutrir y energizar.”

El Ayurveda también se enfoca en los “seis sabores” idealmente presentes en cada plato: dulce, agrio, salado, astringente, amargo y picante. “La cocina occidental tiene un fuerte sesgo hacia lo salado y dulce. Los problemas de salud surgen de un paladar desequilibrado”, dice Shah.

Alter ajusta los perfiles gustativos según la estación del año y el dosha de la persona. “Los alimentos amargos pueden ayudar a limpiar y a eliminar la pereza invernal. Los más picantes son buenos en la primavera cuando el cuerpo puede sentirse congestionado y pesado después del invierno”, dice ella. 

Para atender los diferentes doshas de los comensales en su restaurante, Divya’s Kitchen, Alter se centra en platos de temporada que incorporan los seis sabores.  “Por definición, son alimentos tridósicos que pueden equilibrar los tres tipos de dosha”.

Buenos alimentos tridósicos incluyen espárragos en primavera, bayas en el verano y tubérculos en el invierno.  “Los vegetales de hoja verde cocidos también pueden ser tridósicos”, dice Alter, y añade que las especias pueden modificar el efecto natural de la dosha de un alimento determinado.

Cocina antigua para estilos de vida modernos

Las reglas de la cocina ayurvédica —como evitar los alimentos fríos, crudos, procesados o cocinados en el microondas, no combinar frutas con otros alimentos, y hacer que el almuerzo sea la comida más pesada del día —pueden ir en contra de la dieta típica occidental, pero con el tiempo la cocina ayurvédica puede volverse intuitiva. 

Las comidas ayurvédicas no necesitan ser complicadas o difíciles de preparar. “Una simple manzana o un simple arroz puede nutrirnos”, dice Alter. Una de las recetas favoritas de Alter es una manzana o pera guisada con clavos de especia, preparada y consumida a primera hora de la mañana para estimular el sistema digestivo. Las almendras simples son otra buena opción de proteínas, especialmente para ayudar a la digestión cuando se remojan y pelan, aconseja.

Un “Bol de Buda” lleno de vegetales salteados y coloridos, lentejas y granos como quinua, cebada o mijo, hacen una comida simple, nutritiva y bien balanceada, dice Lizelle. “Trato de añadir las especias suficientes para realzar el sabor, a la vez que puede saborear la dulzura de una zanahoria o la amargura de la acelga”.

La mentalidad del cocinero es tan importante como la comida misma, dicen los practicantes de Ayurveda. Lizelle cree en la conciencia plena mientras cocina y comer no solo mejora nuestra experiencia, sino también nuestra digestión.

La cocina ayurvédica debe ser divertida, despertar la curiosidad y tener buen sabor, no debe ser restrictiva ni carecer de sabor, dice Lizelle. “La comida debería traer alegría y ponernos de nuevo en sintonía con nuestros cuerpos. Nuestros cuerpos son inteligentes y nos dirán lo que necesitan”.

Conéctate a Natural Awakenings PR en Facebook para LIVE sobre este tema y recetas con Lizelle Arzuaga y Waleska Sallaberry el martes, 3 de septiembre a las 2pm.

Share
 

 
 
previous next
X