CAZA MONGAS

Remedios naturales para niños

por Ronica O’Hara

Los meses de la primavera y el otoño son los más comunes para contraer un catarro dado que los alergenos de la temporada inflaman las fosas nasales, haciendo más fácil que los viruses hagan de las suyas.  Aunque muchos padres preocupados buscan medicinas, antihistamínicos y hasta antibióticos, hay poca evidencia de que estos calman los síntomas o ayudan en la recuperación, y hasta se ha probado que causan daño, según nuevos reportes de la American Academy of Pediatrics (AAP).

La AAP recomienda enfoques naturales para los síntomas. Aquí algunas estrategias naturales que puede implementar:

1

 Hidratación para erradicar los gérmenes: “Si a su chico no le gusta tomar agua añada un poco de limón, jengibre, fresas machacadas o un poco de jugo de frutas para darle sabor,” aconseja Heather Tynan, ND, de Evergreen Naturopathic, en San Diego. También puede tomar agua de coco, chupar fresas congeladas o popsycles. 

2

Miel para el insomnio y la tos: La miel puede matar virus y bacterias. En un estudio realizado en Pennsylvania State University, una cucharadita de miel de trigo sarraceno (buckwheat honey) le ganó al dextrometorfano, un supresor de la tos utilizado en medicinas para la tos y el catarro, en ayudar a los niños a dormir mejor y toser menos. (Pero no le de miel a un niño menos de un añito para evitar riesgo de botulismo.)

3

 Frote el pecho para aliviar la congestión:Un sobo de pecho puede ayudar a aclarar la congestión, pero escoja ingredientes naturales como sábila, eucalipto, lavanda y romero: opciones más seguras que los productos estándares de mentolado que pueden causar problemas de respiración en los niños pequeños. Consiga las alternativas naturales en tiendas de productos naturales o trate de hacerlos en casa simplemente mezclando una taza de aceite de coco, 20 gotas de aceite de eucalipto y 10 gotas de aceite de menta.

4

 Aceites esenciales para combatir la infección: Una combinación de cinco aceites esenciales—clavo, limón, corteza de canela,  eucalipto y romero, conocido como Thieves—tienen propiedades antibacteriales, antisépticas, antivirales y estimuladoras del sistema inmune, dice Tynan. “Coloque en un difusor en el cuarto de su niño y diluya bien (una o dos gotas por cada cinco mililitros de aceite) y aplique debajo de su nariz, detrás del cuello, en su pecho y en la planta de los pies.” 

5

 Gárgaras de agua con sal para dolor de garganta: Tan pronto como alguien muestre síntomas de enfermarse, tiene que hacer  gárgaras con agua salada. El agua de sal afloja los mocos y saca la bacteria de la garganta. 

6

 Elderberry o Umcka para aliviar síntomas:Un reciente análisis-meta en Complementary Therapies in Medicine concluyó que el sirope de saúco (elderberry) reduce la duración y gravedad de los síntomas del catarro y la influeza.  “El sirope es dulce y delicioso, lo que hace que a los niños les guste. Umcka ColdCare, basado en el geranio Surafricano, cortó a mitad los síntomas en cinco días comparado con un placebo en un estudio de la Universidad de Chicago.  

7

 Sultato de zinc para acortar el catarro: Si se toma dentro de las primeras 24 horas de síntomas, las tabletas o el sirope pueden reducir los catarros por uno o dos días.

8

 Medias para elevar la inmunidad: Esta estrategia rara aumenta la circulación, disminuye la congestión del pecho y aumenta la actividad del sistema inmunológico. Remoje un par de medias de algodón en agua helada. Exprímalas y colóquelas en los pies del niño. Cúbralas con un par de medias gruesas secas, idealmente de lana. Déjelas durante la noche  En la mañana, las medias mojadas amanecerán secas.

“Recuerde que los mejores remedios para los catarros y la influenza son el descanso y el tiempo. Entretando, pasos como estos pueden ayudar a reducir los síntomas y matar el catarro aún más rápido”. 

Ronica A. O’Hara is a Denver-based health writer. Connect at OHaraRonica@gmail.com.

Share
 

 
 
previous next
X