Cannabis Medicinal: Alternativa Natural para tu Bienestar

por Waleska Sallaberry

Son muchas las personas que hoy en día se benefician de las aplicaciones del cannabis medicinal. Históricamente ha sido utilizada como medicamento, fuente de alimento y planta maestra en diversas tradiciones espirituales y culturales. También se utilizó como materia prima para la fabricación de múltiples productos tales como textiles, papel y combustible, siendo considerado como uno de los cultivos más valiosos en la Antigüedad.

El cannabis medicinal tiene la capacidad de ayudar a las personas a lidiar con síntomas de algunas enfermedades crónicas y los efectos secundarios de tratamientos agresivos.

La situación legal del cannabis medicinal ha progresado sustancialmente en los últimos años, obteniendo un merecido reconocimiento. Existen países como Canadá, Israel, Uruguay o EE.UU. (donde casi la mitad de los estados han legalizado el uso de la marihuana con fines terapéuticos) en los que sus pacientes tienen la libertad de aliviar las consecuencias de tratamientos agresivos y ciertas enfermedades graves gracias al cannabis medicinal.

A pesar de ello, cada país tiene su propia legislación al respecto y su aplicación médica depende de factores como pueden ser la opinión pública y la situación política, que redundan en un marco legal más o menos favorable al cannabis medicinal. No obstante, la lista de países y estados que se han sumado ya a la regulación del cannabis con la aprobación de programas de marihuana terapéutica sigue en aumento.

En Puerto Rico, alrededor de 35,3781 personas están utilizando el cannabis medicinal como opción de tratamiento médico, según las estadísticas mensuales que provee el Departamento de Salud.  Se ha convertido en una alternativa recomendada por médicos certificados para tratar condiciones de salud de manera complementaria. Existen investigaciones y estudios clínicos que demuestran el potencial terapéutico del cannabis debido a que ofrece un amplio rango de efectos farmacológicos para aliviar síntomas causados por condiciones o para tratar las mismas.

Para mejorar su calidad de vida y obtener resultados óptimos en el tratamiento de cannabis medicinal, el paciente debe ser monitoreado por un médico especialista certificado para recomendar cannabis medicinal e integrar cambios en su estilo de vida. Enfocados en la calidad de servicios a sus pacientes, en First Medical Cannabis han desarrollado un modelo de servicios integrados con el objetivo de obtener resultados medibles mientras dan seguimiento consistente al paciente en su proceso hacia un estado óptimo de salud y bienestar. “Nuestra mayor satisfacción es poder observar directamente los cambios significativos en el paciente tanto a nivel físico, como mental y en su integración social”, comenta Patricia Serrano, Vice Presidenta de First Medical Cannabis.

Intervención Psicológica

La intervención psicológica en el proceso de comenzar tratamiento con cannabis medicinal hace la diferencia. “Cuando se logra que el paciente exprese el impacto que tuvo al ser diagnosticado con alguna condición, cómo asocia ese diagnóstico con la muerte o con una lucha incansable, y cómo el nuevo tratamiento ayuda a crear nuevas posibilidades en la vida,” comenta la Dra. Enid M. López Valentín, psicóloga clínica y Directora de Operaciones Clínicas de First Medical Cannabis. “La educación que se ofrece juega un papel importante para que el paciente vea esas posibilidades, recupere el descanso y pueda continuar su tratamiento.”

Hay muchas historias de éxito registradas con el uso del cannabis medicinal. “He podido escuchar al paciente decir cómo su percepción de la vida comienza a cambiar cuando puede dormir e integrarse a tareas que no podía realizar antes de comenzar el tratamiento con cannabis.” Entre las historias que más le han tocado a la Dra. López está la de un joven universitario que pudo restablecer un plan de alimentación luego de que un problema gastrointestinal lo llevara al abismo de una depresión severa con pensamientos de muerte.  “Actualmente ha logrado aumentar de peso, continuar sus estudios y comunicarle a otros cómo el cannabis medicinal, en conjunto con ayuda psicológica y el apoyo familiar, han cambiado su estado de ánimo y su diario vivir”.

Cannabis en la Tercera Edad

De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad Israelí Ben-Gurion del Negev en Be’er-Sheva publicada recientemente en el European Journal of Internal Medicine, el uso terapéutico del cannabis es seguro y eficaz en la tercera edad.

Los investigadores analizaron durante seis meses las terapias con cannabis medicinal en pacientes de edad avanzada que buscan alternativas para aliviar los síntomas del cáncer, el Parkinson, los trastornos de estrés postraumático, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn y la esclerosis múltiple. Participaron del estudio 2,736 pacientes mayores de 65 años, la edad media de los participantes fue de 74.5 años.

Después de los seis meses de tratamiento el 93.7% de los participantes consideraron haber mejorado su situación y obtenido una disminución de dolor, pasando de una media de 8 en una escala de 0-10, a una media de 4.

Los investigadores descubrieron que después de seis meses de uso de cannabis, más del 18% de los pacientes dejaron de tomar analgésicos opioides o habían reducido la dosis. Dato muy relevante para países que conviven con graves problemas de adicción a los analgésicos opioides como Estados Unidos. El cannabis medicinal es significativamente más seguro para los adultos mayores con dolor crónico que los opioides, afirman los titulares del estudio.

En la actualidad, entre el 7 y el 33% de los usuarios de cannabis medicinal tienen más de 65 años, variando de acuerdo al país y su legislación. En Puerto Rico, por ejemplo, representan alrededor del 24% de la población certificada.  “Estamos viendo como los “Babyboomers” tienden a estar más abiertos y cómodos con el uso del cannabis medicinal,” comenta Gwen Black, socia y propietaria de [Vur-jer] Wellness Healing Living en Manatí. “La mayoría de nuestros clientes son mayores de 55 años, muchos que nunca han usado cannabis recreativo, pero que están desesperados por la cantidad de medicamentos que están tomando actualmente, por sus efectos secundarios o por el manejo de dolor a medias,” añade Black quien nos comenta además que reciben a familiares de sus pacientes para educarles sobre el uso de cannabis y aclarar cualquier duda acerca del tratamiento.“Nuestra visión es alentar al paciente a un estilo de vida más saludable abordando no sólo sus necesidades médicas, sino también educándoles en las áreas de bienestar, nutrición y tipo de producto que mejor se adapte a sus necesidades.”

Una Industria en Crecimiento

El cannabis medicinal ha llegado para quedarse. El Departamento de Salud recientemente lanzó una campaña publicitaria con el lema “El Cannabis Medicinal es Bienestar” como parte de una iniciativa de proveer más educación sobre las condiciones de salud en Puerto Rico que se han añadido en la lista para el uso autorizado del cannabis medicinal.  Además, ahora cuentan con una nueva plataforma digital que busca agilizar significativamente los procesos de obtención de licencia y el registro de pacientes que se beneficien del Programa.

Mediante la nueva plataforma —administrada por la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal del Departamento de Salud— también se podrán gestionar recomendaciones médicas para certificar pacientes. La página digital se puede acceder vía licenciacannabis.salud.gov.pr.

“Llevamos al paciente de la mano completándole su proceso de registro hasta la obtener su tarjeta. Ofrecemos este servicio libre de costo”, comenta Serrano de First Medical Cannabis quienes se preparan para la apertura de diez nuevos dispensarios alrededor de la Isla. Comprometidos con continuar educando y brindando herramientas que ayuden a nuestros lectores a vivir vidas más saludables y balanceadas, con esta edición damos inicio a una nueva sección fija en la revista sobre cannabis medicinal. Mes tras mes compartiremos información, estadísticas, recursos y testimonios de pacientes para ayudarles a tomar decisiones informadas y de esta manera tomar control sobre el cuidado de su salud. 

Share
 

 
 
previous next
X