Caja de Herramientas de la Naturaleza

La Clave para la Salud de la Próstata

por Melanie Laporte

La próstata es del tamaño de una nuez, pero esta pequeña glándula puede ser la fuente de grandes problemas para muchos hombres. La mayoría de los riesgos potenciales son prevenibles y tratables con una dieta adecuada y cambios en el estilo de vida y una nueva variedad de enfoques naturales.

Los médicos holísticos e integrativos están mirando más allá de los suplementos tradicionales como la palma enana americana, el licopeno, el pygeum y el extracto de té verde para tratar afecciones comunes como el agrandamiento de la próstata o la hiperplasia prostática benigna (HPB), que pueden desarrollarse a medida que los hombres envejecen.

Rob Raponi, doctor en naturopatía radicado en Vaughan, Ontario, ve a los hombres luchando contra la nicturia, un efecto de la HPB que los despierta durante la noche con muchos deseos de orinar. “Interrumpe el sueño y a su vez comienza a interrumpirles el día”, dice Raponi, que utiliza semillas de lino molidas y semillas de calabaza para aliviar los síntomas urinarios y la inflamación. También está logrando resultados positivos al utilizar combinaciones de extracto de polen centeno. Raponi dice, “Parece que hace maravillas”. 

Confrontando el Cáncer 

Según la Sociedad Americana del Cáncer, alrededor de uno de cada nueve hombres será diagnosticado con cáncer de próstata, la segunda causa principal de muertes masculinas en los Estados Unidos. Sin embargo, es uno de los cánceres más prevenibles. 

“La clave es hacer que nuestro cuerpo sea poco hospitalario para células mutantes que pueden formar el cáncer que en última instancia amenaza su vida”, dice Lorenzo Cohen, Ph.D., director del Programa de Medicina Integrativa en el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas en Houston. Parte de la respuesta puede estar en el intestino humano, lo que hace que la dieta sea fundamental para tratar los problemas de la próstata.

Según una revisión de la literatura científica publicada en Prostate Cancer and Prostatic Diseases, el microbioma —una comunidad de microbios que apoyan la digestión y el sistema inmune— podría influir en la inflamación de la próstata y el desarrollo de cáncer.  “La capacidad del microbioma para afectar los niveles de hormonas sistémicas también puede ser importante, en particular en una enfermedad como el cáncer de próstata que está doblemente afectado por niveles de estrógeno y andrógeno”, concluye.

El Factor Nutricional

“Una dieta basada en plantas con alimentos bajos en carga glucémica alimenta el microbioma, que está en su punto más saludable y prosperará cuando se alimenta de fibras solubles saludables proporcionadas exclusivamente por el mundo vegetal”, dice Cohen, autor de Anticancer Living: Transform Your Life and Health with the Mix of Six. 

Los antioxidantes y los nutrientes de las plantas contrarrestan el estrés oxidativo y el daño, añade Cohen. «Los vegetales crucíferos como la col rizada cruda, el brócoli, la acelga, los vegetales de hoja oscura y la soya, revitalizan la próstata. También, un puñado de nueces de Brasil ofrece una dosis saludable de selenio para disminuir los factores de riesgo”.

Jim Occhiogrosso, profesional en salud natural con base en Fort Myers, Florida, autor de Your Prostate, Your Libido, Your Life, señala que la mayoría de las incidencias de cáncer de próstata son de crecimiento lento y no agresivo. “Uno de mis primeros clientes comenzaba sus 80 años, fue diagnosticado con cáncer de próstata y tratado solo con hierbas. Quince años más tarde, a mediado de sus 90 años, todavía tiene el cáncer. Aún está bien y se mueve, aunque sea lentamente”.

Occhiogrosso dice que usa mezclas de hierbas ‘saw palmetto’, “que es un buen suplemento para fortalecer el sistema inmunológico —también ‘solar berry’, extractos de setas, vitamina C y vitamina E en una fracción completa.” 

Mark Stengler, doctor en naturopatía y coautor de Outside The Box Cancer Therapies: Alternative Therapies That Treat and Prevent Cancer, recomienda una mezcla de cinco gramos de pectina cítrica modificada, 200 miligramos de seta reishi y 1,000 miligramos de extracto de té verde tomado de dos a tres veces por día, más vitamina D.

El índice de supervivencia de cinco años para los hombres diagnosticados con este cáncer es alrededor de un 98 por ciento y ha estado aumentando en los últimos años. El diagnóstico temprano es crítico, dice Raponi. “Si detiene el cáncer de próstata cuando todavía está en la primera etapa, la tasa de supervivencia de cinco años es del 100 por ciento, pero si es más tarde, comienza a caer hasta los 70”.

Las mismas medidas empleadas para prevenir los problemas de la próstata —alimentos enteros, hierbas naturales y ejercitarse con regularidad— deben continuarse, pero de manera más agresiva si el cáncer se desarrolla. “La intensidad se hace más notoria luego del diagnóstico”, dice Cohen, “pero no necesitamos un diagnostico para mejorar nuestro esfuerzo por tener una vida saludable”. 

Melanie Laporte es terapeuta de masage licenciada y escritora de temas de salud, basada en Austin, Texas.

Share
 

 
 
previous next
X