amor amor…

Me voy a la playa a tomar un poco de aire y buscar inspiración para esta carta. Miro a un lado y está el altar que monté para la renovación de votos matrimoniales de unos amigos que celebraban sus quince años. Al otro lado dos parejas que llevan más de 40 años de casados disfrutando de una hermosa tarde en la playa. En una época donde los matrimonios tienden a ser tan desechables como los artículos que compramos, es alentador e inspirador ver parejas que se mantienen unidas–¡y felices!– por toda la vida.

Vengo de una familia de padres divorciados así que no tuve un modelo de donde aprender. Luego de fracasar en mi primer matrimonio llegué a pensar que me tocaría la misma suerte de mi mamá y criaría a mi hija sola. Estaba bien con eso porque mi mamá hizo tremendo trabajo y de eso sí tenía un buen ejemplo a seguir. Pero me llegó el amor y ya este año cumplimos 18 años juntos.  

En la vida de casados no es todo color de rosa. Hay muchos acontecimientos y etapas–especialmente cuando nos convertimos en padres– que pueden jamaquear la relación… ¡y bastante! Lo importante es mantenernos enfocados en aquel amor que nos unió para así poder vencer cualquier adversidad. 

Decidí aprovechar para preguntarle a las tres parejas cual era el ingrediente que consideraban más importante para mantener la relación por tantos años viva.  Paciencia fue la primera, seguida de compromiso, perseverancia, confianza y respeto. Sentido del humor y comunicación no se quedaron atrás.

Ninguna de las parejas creían en el dicho que dice que cuando una pareja se casa se vuelven uno. Todos concordamos que aunque creamos UN matrimonio, cada uno sigue siendo un mundo diferente con sus gustos, manías y sueños…los mismos que hicieron que nos enamoráramos el uno del otro.  Los mismos que tenemos que respetar y jamás querer cambiar…punto.  

Eso sí, para que cualquier relación funcione la pareja debe estar alineada en su visión y misión en esta vida, sino por ahí van a comenzar los problemas. Luis y yo, aunque tenemos muchos gustos en común, somos muy diferentes en muuuuchas cosas. Pero son esas diferencias las nos hacen crear el balance perfecto en nuestro hogar y nuestra empresa. Compartimos la misma visión y misión de la vida y juntos hemos embarcado nuestro desarrollo personal y camino espiritual. Eso en sí es una gran bendición y vivo agradecida cada momento de mi vida por ello.

Otro punto importante para el éxito de una relación es conocer el lenguaje del amor de tu pareja… ¿qué es lo que lo hace sentirse amado? ¿Tiempo de calidad, regalos, palabras de afirmación, actos de servicio o tacto? Te invito a leer el libro Los 5 Lenguajes del Amor de Gary Chapman, un “must” para toda pareja o aquellos en busca de. La realidad es que podemos desvivirnos por tratar de hacer feliz a nuestra pareja pero si no estamos dándole de aquello que le llena su tanque de amor estamos nadando en contra de la corriente y al final ambos se van a sentir solos y vacíos. Allí podrás ver historias de parejas que lograron salvar su relación con tan solo descubrir y aprender a hablar el lenguaje de su pareja. Búscalo, hay incluso una versión escrita para adolescentes. Estas Navidades los Reyes le trajeron una copia a cada adolescente en nuestra familia por que cuánto hubiera dado por haber conocido de esto a esa edad! 😉

Ahora les dejo para que disfruten esta edición. Hasta la próxima. ¡Que viva el amor!

Share
 

 
 
previous next
X