Leche Sin el Muuu

Evaluando otras alternativas

por Judith Fertig

Cuando tenemos preocupaciones dietéticas, sensibilidades alimentarias, o la curiosidad de tratar leches alternativas, sirve de ayuda conocer los hechos básicos sobre los principales tipos de leches para poder escoger la mejor para nosotros

Leche de Almendra

Pro: La leche de almendra es baja en grasa y puede hacerse fácilmente en el hogar, ya que los ingredientes son conocidos. Una taza de leche de almendras hecha en casa tiene alrededor de 40 calorías, un gramo de proteína, 6 por ciento del valor diario (VD) de calcio, tres gramos de grasa y ocho gramos de carbohidrato. Para las opciones que se compran en la tienda, una taza de Silk Organic Almond Original contiene 60 calorías, con un gramo de proteína, 10 por ciento del VD de calcio, dos y medio gramos de grasa y ocho gramos de carbohidratos.

Con: La leche de almendra no es ni alta en proteína ni calcio; desde el punto de vista nutricional no tiene tantos elementos como las otras alternativas. A algunos no les importaría el ligero sabor a nuez.

Leche de Coco

Pro: El Dr. Josh Axe, médico especializado en medicina funcional que tiene su popular página web sobre salud natural en DrAxe.com y el Exodus Health Center, cerca de Nashville, Tennessee, señala que, “La leche de coco es alta en triglicéridos de cadena mediana, es un alimento muy sustancioso y de quema rápida”. Una taza de leche de coco hecha en casa tiene alrededor de 450 calorías, seis gramos de proteína y 64 gramos de grasa, además de nutrientes químicos como: manganeso, fósforo, magnesio, hierro y cobre. La leche de coco enlatada es similar: 1 taza de Native Forest Unsweetened Coconut Milk Classic contiene 420 calorías, tres gramos de proteínas y 45 gramos de grasa, además de oligoelementos como: manganeso, fósforo, magnesio, hierro y cobre por taza.

Con: La leche de coco es alta en grasas y calorías y podría no ser la mejor selección para tomar todos los días, pero es deliciosa en sopas estilo asiáticas y tipos de curry.

Leche de Cáñamo

Pro: Esta leche está hecha de semillas de cáñamo descascaradas, contiene 10 aminoácidos esenciales, incluidas grasas clave. “Los ácidos grasos omega-3 y omega-6 son vitales para el funcionamiento saludable del cerebro”, dice Axe. La leche de cáñamo trabaja bien para personas con alergia a las nueces.

Una taza de Pacific Hemp Original tiene 140 calorías, tres gramos de proteína, 50 por ciento del VD de calcio, cinco gramos de grasa y 20 gramos de carbohidratos.  Living Harvest Tempt Hemp Milk tiene 80 calorías por taza, dos gramos de proteína, 30 por ciento de VD de calcio, ocho gramos de grasa y un gramo de carbohidratos.

Con: La leche de cáñamo tiene un sabor a hierba y tiende a separarse en el café caliente.

Leche de Arroz

Pro: Alta en vitaminas y calcio cuando se fortifica; la leche de arroz integral también es alta en vitaminas. Según Ted Kallmyer, autor de Flexible Dieting en Bend, Oregon, la leche de arroz es la leche alternativa con menos probabilidades de desencadenar una alergia.

Una taza de Pacific Rice Milk tiene 130 calorías, un gramo de proteína, 30 por ciento del VD de calcio, dos gramos de grasa y 37 gramos de carbohidratos. Una taza de Rice Dream Organic Rice Drink tiene 120 calorías, un gramo de proteína, 30 por ciento del VD de calcio, 2.5 gramos de grasa y 23 gramos de carbohidratos.

Con: Baja en grasa y proteínas, también es relativamente alta en carbohidratos. Tiene una textura menos cremosa que la leche de cáñamo, coco o soya.

Leche de Soya

Pro: La leche de soya provee más proteína que cualquiera de las otras leches alternativas. Busque una marca orgánica que haya sido fortificada con calcio que no contenga el agente espesante carragenina, sugiere el Dr. Andrew Weil, director fundador del Arizona Center for Integrative Medicine, en Tucson.

Diferentes marcas tienen diferentes componentes nutricionales. Por ejemplo, una taza de  Organic Valley Soy Original tiene 100 calorías por taza, con siete gramos de proteína, 30 por ciento del VD para calcio, tres gramos de grasa y 11 gramos de carbohidratos. Una taza de Organic EdenSoy Extra Original Soymilk contiene 130 calorías, con 11 gramos de proteína, 20 por ciento del VD para el calcio, cuatro gramos de grasa y 13 gramos de carbohidratos.

Con: Algunas personas podría no gustarle el sabor espeso y el que deja al final. El Dr. Frank Lipman, fundador y director del Eleven Eleven Wellness Center, en la ciudad de Nueva York, dice que limitar el consumo de soya es una buena idea debido a la prevalente saturación con pesticidas y a la investigación que la vincula con los trastornos de tiroides, del sistema endocrino y de las hormonas que regulan la función sexual (Tinyurl.com/SoyDarksideStudies). “Si come soya escoja la que está certificada orgánica, productos como miso, natto y tempeh, con el sello  Non-GMO Project; y hágalo con moderación, no más de dos veces en la semana”, aconseja Lipman.

Judith Fertig escribe artículos sobre alimentos y salud y libros de cocina desde Overland Park, KS (JudithFertig.com).

Hágalas Usted Mismo

Con los ingredientes frescos, una licuadora de alta velocidad y un colador o una bolsa reusable para preparar leche de almendras, podemos hacer nuestra propia leche alternativa en casa, en minutos.

Leche de Almendra

Rinde: Alrededor de 4 tazas

1 taza de almendras completas crudas y sin sal

½ cucharadita de sal de mar

4 tazas de agua pura filtrada

Sal de mar, stevia, néctar de agave, miel, un dátil, una vaina de vainilla o jugo de limón

Sumerja las almendras en agua salada al menos durante 12 horas antes de mezclarlas.

Utilizando una licuadora de alto poder, comience a mezclarlas comenzando a velocidad baja y aumente a la más alta hasta alcanzar una mezcla de leche suave.

Cuele utilizando una bolsa para colar leche de nueces para remover cualquier pedazo o piel.

Opcional: Añada su sabor preferido.

Vierta en un recipiente y guarde en el refrigerador hasta 3 días.

Leche de Coco

Rinde: Alrededor de 3 tazas

2 tazas de agua caliente

1 taza de coco rallado orgánico y sin azúcar

Coloque el agua caliente y el coco en una licuadora de alta velocidad, comience a baja velocidad y aumente a la más alta durante tres minutos.

Cuele la leche de coco a través de una bolsa para colar la leche de almendra y vierta en un recipiente. Guarde en el refrigerador hasta 3 días.

Share
 

 
 
previous next
X