KID TALK Cómo Comunicarte con un Niño

por Amber Lanier Nagle

Dudley Evenson no se propuso idear una estrategia para fomentar una comunicación constructiva y afectuosa entre los padres y sus hijos. Sin embargo, mientras ella y su esposo, Dean, criaron a sus tres hijos hace décadas, surgieron unos principios guías.

“Éramos como otros padres: aprendíamos y crecíamos junto con nuestros hijos”, dice Evenson, coach de vida profesional certificada, músico y cofundadora del sello de grabación instrumental Soundings of the Planet (Soundings.com), en Bellingham, Washington. “Entonces, a principio de los 1980, conocí a Joshua Halpern, quien quería incluir nuestras perspectivas y técnicas en su libro, Children of the Dawn: Visions of the New Family.”

Así que compartió su manera de cultivar jóvenes amables, solidarios y empáticos que ha trabajado con dos generaciones de su familia: “Nuestro rol no es imponer nuestras creencias en los hijos ni en los nietos, sino guiarlos y ayudarlos a desarrollar sus sueños, visiones, caminos y pasiones”. Otros expertos concuerdan.

Mantengase calmado. Evenson sostiene que los niños son a menudo espejos de los estados de ánimo y actitudes que los rodean, por lo que nuestro ejemplo es de suma importancia. “Los niños absorben nuestros sentimientos y emociones”, dice Melanie Hogin, trabajadora social que aconseja a familias adoptivas en el área metropolitana de Nashville. “‘Transferencia’ es el término de mi libro de texto. Manténgase calmado y sereno cuando esté cerca de los niños, y mantenga abierta las líneas de comunicación”.

Sea coherente. Eveson sostiene que, “Mamá y papa, o las figuras paternales principales, deben tratar de establecer un programa unificado de apoyo mutuo”.

“La coherencia es una de las piedras angulares de la crianza efectiva”, dice Dana Cooley-Keith, con 20 años de experiencia trabajando con familias en crisis en Northwest Georgia. “Incluso si es difícil, es particularmente importante para los padres divorciado ser congruentes y estar en la misma página. De lo contrario, se crea estrés en toda la familia, se añade más confusión a la vida del niño cuando el padre sin custodia permite algo que no lo permite el que tiene la custodia”.

Sea positivo, honesto, flexible, razonable y comprensivo. “Es clave explicarle las cosas a los niños y escucharlos”, dice la hija de Evenson, Cristen Olsen, de Seattle, que crió a su hija utilizando los principios rectores de su familia, y ahora los utiliza como niñera. “Les ayuda a aprender a cómo procesar situaciones y encontrar sus propias soluciones a los problemas difíciles”.

Olsen dice que se convierte en mediadora cuando los hermanos que ella cuida no se ponen de acuerdo. “Resolvemos el problema juntos al escuchar a todas las partes, hablamos de los problemas y llegamos a un entendimiento. Muchas veces los niños llegan a sus propias soluciones”.

Provea límites y restricciones significativos. Los niños típicamente presionan para encontrar sus límites. “Establezca límites y fronteras cuando los niños son pequeños”, dices Cooley-Keith. “Ellos aceptarán más las reglas si las establece antes, en lugar de más tarde. La mayoría de las veces, los límites proporcionan seguridad a los niños”.

Acepte sus puntos de vista. Evenson siempre animaba a sus hijos a expresar sus opiniones.  “Este es un gran punto”, dice Hogin. “Para que los niños aprendan a tener opiniones y a expresarse, debemos valorar lo que dicen. No tenemos que estar de acuerdo en todo, pero debemos escucharlos y estimularlos a encontrar su voz y usar sus palabras”.

Confíe en los niños. “Crea en ellos”, afirma Evenson. “Esté de su lado. Deje que sientan su apoyo y su amor”.

No regañe. “Todos queremos que los niños desarrollen su propio sentido de responsabilidad”, dice Olsen. “Encuentro que hacer un contacto visual fuerte refuerza mis palabras, de forma que no tengo regañar o repetir lo mismo a menudo”.

No ponga a los niños en una situación incómoda en público. “Si usted corrige o redirige a un niño delante de otros, es probable que se concentre en avergonzarse y no entienda la lección o razonamiento que está tratando de proyectar”, dice Hogin. “Suele ser más efectivo y apropiado trabajar el asunto con el niño en privado”.

Mantenga buenos hábitos. Evenson enfatiza en la fuerza de carácter que viene de observar y practicar buenos hábitos y estilos de vida saludables que evitan los chismes e incorporan la exploración creativa de la vida. Esto incluye, “hacer todo en el amor”, señala. Este amor que todo lo abarca equilibra el amor por nuestros propios hijos con el amor por todos los niños y el respeto por toda la vida.

Sea paciente con usted mismo. “Nadie es perfecto”, comenta  Evenson. “Solo haga lo mejor que pueda. Guíe, consuele y discipline manteniendo el sentido del humor”.

Comuníquese con la escritora independiente en AmberNagle.com.

Share
 

 
 
previous next
X