Cuatro pasos para una vida auténtica

Cómo vivir una vida profundamente alegre

por Jan Desai

1. Conectarse con la voz interna.

Descubrir la autenticidad viene de adentro. Aprendemos a discernir y escuchar la voz interior de la sabiduría a través del silencio diario, un espacio tranquilo que permite que los mensajes resuenen. Este sistema guía de estar en el presente siempre está en lo correcto. La clave es conectarse a menudo. Agradece los frutos de los momentos de quietud. Tal vez ocurran durante la oración y la meditación, en la ducha, caminando en soledad sin auriculares o conduciendo con la radio apagada. Respira profundamente, disfrutando de un corazón agradecido. Las corazonadas a menudo presagian un conocimiento interno.

2. Darse cuenta de la diferencia entre el alma y el ego.

Conectados con nuestra alma —el asiento de todo lo positivo, la sede de todo el potencial y la luz— experimentamos amplitud, amor incondicional y apoyo completo. Si surgen acusaciones, culpas o juicios fuertes, es sólo el ego tratando de mantener el statu quo. Al descartar su furia, se disipa. 

3. Reconectarse con el yo auténtico.

Debemos hacer desaparecer todo concepto erróneo y mentira que decimos sobre nosotros mismos. Las falsedades nos definen como las cosas que no son verdaderas. Mírese bien en el espejo y pregunte: “¿Quién es esta persona? ¿Qué he hecho para ser quien soy hoy? ¿Qué experiencias han creado esta obra divina única? ¿Mis ojos están iluminados o apagados? ¿Qué estoy sintiendo? ¿Estoy agobiado por las cargas, agotado por las elecciones actuales?” Simplemente haga las preguntas; no busque respuestas, pero tenga cuidado con el voto del ego a favor de las falsedades.

4. Encontrar un poco de alegría loca.

A partir de hoy, haga una cosa nueva todos los días que le traiga alegría. La felicidad temporal construye y refuerza la alegría, pero el gozo profundo del alma teje una base de fuerza interior. Es una actitud, una perspectiva. Cuando estamos floreciendo espiritual, emocional y físicamente, se evoca una alegría en cómo vivimos y sentimos. Salga de las zonas familiares y de confort y haga algo inesperado. Persiga un deseo que ha dejado a un lado por largo tiempo. Vea una comedia con amigos. Tome una clase de baile. Llame a un viejo amigo. Ofrézcase de voluntario y de apoyo. Esté en el momento presente. Entienda que así es cómo se sentirá la vida cuando viva auténticamente, libre de máscaras y pretensiones, cuando cada día es significativo y lleno de alegría. Recuerde, la vida auténtica se trata del viaje, no del destino.

Jan Desai es esposa, madre, emprendedora y visionaria que transformó su vida a los 50 años

rompiendo con las convenciones. Ella comparte su vida de aprendizaje en JanDesai.com.

Share
 

 
 
previous next
X