Cannabis Medicinal vs. Opioides

El cannabis medicinal está mostrando un gran potencial para el tratamiento del dolor crónico, ya que permite al paciente evitar muchos de los problemas asociados a los medicamentos opiáceos.

Los principales cannabinoides con efectos calmantes son el THC y el CBD. Cuando consumimos cannabis, estos cannabinoides activan varios receptores a lo largo del cuerpo y el cerebro. Estos receptores, conocidos como CB1 y CB2 (descubiertos en 1988 y 1993 respectivamente), forman parte del sistema endocannabinoide humano. Otros mamíferos también presentan este sistema, que juega un papel importante en la regulación de varios procesos fisiológicos, como el apetito y el estado de ánimo, entre otros.

Un estudio de 1997, publicado en la Revista Europea de Farmacología, mostraba que el sistema endocannabinoide interviene en el control del dolor. Desde entonces, nuevos estudios sugieren que el cannabis puede ofrecer un alivio eficaz de dolores crónicos, mientras se evitan los problemas de tolerancia y adicción generados por los opioides.

Más recientemente, un estudio de 2016 de la Revista Clínica del Dolor descubrió que el cannabis medicinal mejoraba las reacciones dolorosas y funcionales en más de 270 pacientes crónicos. El resultado sugiere que el cannabis puede ofrecer ventajas a largo plazo para el tratamiento del dolor crónico.

Un informe de 2012, publicado en la Revista de Drogas Psicoactivas, descubrió que cuando se consumen junto con opioides, los cannabinoides producen un mayor alivio en los pacientes, que finalmente les permite disminuir su consumo de medicamentos opiáceos. El informe también señala que los cannabinoides pueden ayudar tanto a evitar la tolerancia a los opioides e incluso restaurar sus efectos calmantes una vez el paciente ya ha desarrollado tolerancia a las dosis iniciales.

Como siempre, la mayoría de estos estudios tienen limitaciones y todavía es necesario seguir investigando para llegar a comprender perfectamente cómo los cannabinoides de la marihuana terapéutica pueden ayudar a controlar el dolor crónico.

Los estudios mencionados anteriormente, entre muchos otros, muestran resultados prometedores sobre el potencial del cannabis medicinal para sustituir a los opioides en el tratamiento del dolor y/o contribuir a minimizar sus graves efectos secundarios.

Share
 

 
 
previous next
X