Belleza Natural

Lo natural revoluciona la industria de los cosméticos

por Marlaina Donato

Desde las alfombras rojas hasta la revista Teen Vogue, la tendencia de la salud natural ha tomado por asalto la industria. Los caprichos de los consumidores pueden haber desencadenado sus comienzos hace más de una década, pero la demanda ahora está elevando las ganancias a miles de millones de dólares.

“La necesidad del consumidor está influyendo en los minoristas para ofrecer fórmulas más limpias que reflejen valores ecológicos firmes”, dice Karen Behnke, empresaria pionera que fundó Juice Beauty, en San Rafael, California. Behnke se propuso crear un cambio significativo en la industria cuando formó el equipo de sus sueños hace 13 años. La compañía ahora es propietaria de una patente innovadora, y fija los estándares para los productos orgánicos clínicos.

“Estamos entusiasmados con que las tiendas por departamento tradicionales como Bloomingdale’s, Neiman Marcus y Holt Renfrew están añadiendo nuestros productos en sus departamentos de belleza”, dice Behnke, quien atribuye el tremendo crecimiento de Juice Beauty en los últimos años a un aumento en el interés en alternativas de lujo libres de químicos.

Lo natural remplaza lo tóxico

Una reciente encuesta en línea de Beauty Barometer reveló que más de la mitad de las mujeres quieren que los productos del cuidado de la piel sean totalmente naturales, un resultado probablemente impulsado por la era de la información científica (vea KariGran.com/pages/greenbeauty para detalles). Estudios científicos de renombre revelan que los parabenos en las biopsias de cáncer de seno han demostrado que todo lo que se aplica en la piel entra en el torrente sanguíneo, de ahí la eficacia de la nicotina dérmica y los parchos anticonceptivos. Por lo tanto, puede ser alarmante darse cuenta de que la mujer promedio, sin saberlo consumirá siete libras de lápiz labial, que contiene emolientes a base de petróleo, conservantes sintéticos y tintes artificiales, durante toda su vida, que es sin duda otra razón por la cual los consumidores están cambiando a las opciones naturales.

Katey Denno, maquillista de artistas radicada en Los Ángeles, muy temprano en su carrera vio una señal de alarma en los cosméticos. “La primera vez que le di una vuelta a una paleta, que la mayoría de los maquillistas llevan, y vi colores específicos que no se podían usar ni para los ojos ni los labios, me confundí; si algo no es seguro para los labios ni los ojos, ¿cómo puede ser bueno para cualquier parte de nosotros?, se preguntó Denno, quien cambió de trabajadora social al maquillaje artístico hace 11 años. “El cambio en la industria ha sido sustancial. Ahora lo ecológico es la corriente principal y la mayoría de los artistas incluyen algunos productos de belleza ‘verdes’ en sus kits”.

Los millennials siguen impulsando la demanda de los consumidores para tener estándares más altos. “Los minoristas entienden que el panorama del cuidado de la piel y de los maquillajes está cambiando” dice Behnke. “Las marcas tradicionales ya no atraen a los consumidores jóvenes que están exigiendo productos orgánicos clínicamente validados”.

Denno está de acuerdo y afirma, “La atención sobre los productos limpios proviene del creciente reconocimiento que podemos y debemos hacer para bajar nuestra carga tóxica general”.

Aumenta la demanda

Las mujeres están impulsando el movimiento de belleza natural, pero más que nunca los hombres también están buscando alternativas saludables. Los productos del cuidado personal y las fragancias con empaques unisex se encuentran entre los más vendidos. Los adolescentes informados y compradores de veinte años o más están inclinados a escoger marcas ecológicas respetuosas con el medio ambiente y libres de crueldad con los animales.

Una amplia selección de productos naturales para el cuidado personal y sin aluminio, incluidos los desodorantes para las axilas, ahora están apareciendo en los supermercados. Las mujeres están dejando los tintes tóxicos para el cabello y se dejan las canas para evitar la pérdida del cabello y las alergias, y sin darse cuenta, crean una nueva declaración de moda. Además, hay un creciente interés en los cosméticos hechos por uno mismo que utilizan ingredientes que son buenos para nosotros y que se encuentran en la cocina.

Los perfumes artesanales están ganando popularidad entre las mujeres que quieren el misterio y el encanto de la fragancia sin los efectos secundarios de las marcas químicas hechas por el hombre. “Algunos clientes nuevos se sienten frustrados porque los productos comerciales le dan dolor de cabeza, mientras que otros dicen que simplemente no le gusta el perfume, cuando en realidad lo que no les gusta son las fragancias químicas sintéticas”, dice Ananda Wilson, una perfumista botánica y propietaria  de Gather Perfume, en South Hadley, Massachusetts. “Es inspirador cuando huelen aromas de plantas reales y ven cómo se ilumina su mundo. Las moléculas de los perfumes naturales son activas e interactúan con la química personal, por lo que se despliegan de forma diferente en cada portador, creando una firma y una experiencia únicas”.

Wilson se aventuró en las mezclas botánicas cuando el conocimiento y los suministros eran escasos. “La historia de los perfumes está enraizada, en gran medida, en los materiales naturales, pero hasta hace poco hubo un apagón masivo de este precioso linaje. Cuando comencé, apenas había un puñado de compañías de aromaterapia”, explica. Ahora, Wilson basa sus productos en infusiones botánicas de plantas que cultiva o recoge, incluido rosas playeras salvajes, trébol y brotes de álamo primaveral.

Basta con olerlos para disipar el mito de que los perfumes naturales carecen de sofisticación o tenacidad. “Lo natural tiene una amplia gama de posibilidades, flores blancas opulentas, fresco y limpio, o sucio y ahumado”, explica Wilson.

La belleza basada en lo ecológico está emergiendo de las elecciones conscientes de estilos de vida y creando la próxima era de los cosméticos. “Es divertido ser llamada pionera en la belleza orgánica”, reflexiona Behnke. “Nuestros productos, los empleados y los clientes felices componen un logro alentador”.

Share
 

 
 
previous next
X